Seleccionar página

Un Lunes en Mainz

Comenzábamos el día a las 7:00 (algunos incluso más pronto) con unos 2 grados de temperatura y bastante nieve (acostumbrados a lo que vemos en Madrid, al menos en Las Rozas). Como siempre cada uno coge su respectivo transporte público hasta el colegio, donde a las nueve nos encontramos todos listos para marchar. Desde la estación de Friedrichsdorf cogemos el tren hacia Mainz (los españoles y Luis, Max e Irene, los alemanes de Santi, Juan y Carmen, ya que los demás tienen clases y prefieren acompañarnos el martes), o como «supuestamente» se la conoce en español, Maguncia, y como siempre con los típicos problemas de «callaos que hacéis mucho ruido» o «no pongáis la música en alto que molestáis» (y que le vamos a hacer si somos españoles). Llegamos por fin a nuestro destino para hacer la primera visita del día, Museo Gutenberg, que para nuestra sorpresa está cerrado (estos alemanes de verdad… ¿Quién cierra un museo un lunes?), así que decidimos visitar la inmensa catedral de Mainz y dar una vuelta por la ciudad.

20160425_115129  20160425_115738
12:30, hora de comer (aunque cueste creerlo) y Susanne nos deja tiempo libre y a la vez nos manda una pequeña tarea, hacer una encuesta por la calle sobre lo que la gente piensa de España, aunque afortunadamente, ha llegado el típico tren turístico y como nos hemos montado en él nos hemos librado de hacerlo (al menos el tiempo que estamos en el tren). El tren nos lleva por toda la ciudad dándonos una idea en general con audio guía en alemán, inglés y francés (aunque la mitad de nosotros iba sobando de tanto cansancio). Nos queda una hora de tiempo libre y lo aprovechamos en cosas muy útiles, como ir al Mcdonalds o ir a un supermercado a dejar nuestras botellas, porque como ya habréis leído en otras entradas del blog, aquí te dan 25 cents.si llevas tus botellas al mercado, lo cual es una muy buena manera de hacer que la gente se concience de lo importante que es reciclar (y la encuesta… Bueno pues si hace falta se inventa). 15:30, hora de volver a Frankfurt y dejar atrás esta bonita ciudad antes de volver con nuestros alemanes para la hora de la cena casi.

 

Der Tag startete für uns um 7 Uhr (für manche sogar früher) mit 2 Grad und viel Schnee (im Vergleich zu dem, was wir in Madrid und noch weniger in Las Rozas gewohnt sind). Jeder fuhr wie immer mit seinen gewöhnten Transportmitteln zur Schule, wo wir uns um 9 Uhr bereit zum gehen trafen. Vom Bahnhof Friedrichsdorf nahmen wir (die Spanier und Luis, Max und Irene, die Deutschen von Santi, Juan und Carmen, die anderen Deutschen waren in der Schule und bevorzugten es, uns am Dienstag zu begleiten) den Zug in Richtung Mainz, oder wie es angeblich in Spanisch heisst, Maguncia, und wie immer hatten wir die typischen Probleme wie «seid bitte leise, ihr seid zu laut» oder «hört nicht laut Musik» (was können wir dafür, wir sind Spanier). Schließlich erreichten wir unser Ziel, das Gutenbergmuseum, um den ersten Besuch des Tages zu machen, aber es war zu unserer Überraschung geschlossen (diese Deutschen…wer schliesst ein Museum am Montag?), also beschlossen wir, den riesigen Dom von Mainz zu besuchen und einen Rundgang durch die Stadt zu machen. 12:30, zeit zu essen (auch wenn man es nicht glauben mag) und Susanne gab uns Freizeit und die Aufgabe, auf der Straße eine Umfrage zu machen, was die Leute über Spanien denken. Zum Glück kam gerade der typische Touristenbus, mit dem wir fahren wollten, und als wir später den Zug nahmen, mussten wir die Umfrage nicht mehr machen. Wir hatten schließlich noch eine Stunde Freizeit übrig und wir benutzen sie, um sehr nützliche Dinge zu tun, wie zum Beispiel zu McDonalds zu gehen oder zum Supermarkt zu gehen um unsere leeren Flaschen zurückzugeben. Wie ihr vielleicht in anderen Blogs gelesen habt, kriegt man hier 25 Cents für das zurückbringen von leeren Flaschen zum Supermarkt, das ist sehr nützlich um den Leuten klarzumachen, wie wichtig recyceln ist (und die Umfrage…Wenn wir sie brauchen erfinden wir sie). 15:30, zeit nach Frankfurt zurückzugehen und eine wunderschöne Stadt zu verlassen, um mit unseren Deutschen zuhause Abend zu essen.

-Alba y/und Alina

24-4-16. VISITA A FULDA!

Hoy hemos ido a Fulda de viaje, es una ciudad que se encuentra a una hora y media de Frankfurt, a la cual hemos ido en tren.

Al llegar, hemos caminado hasta un museo para ninos y jóvenes. Había un corazón gigante por el que pudimos caminar. Después hemos tenido tiempo para pasear por la ciudad (fotos abajo), y a continuación cogimos el tren de vuelta a casa.

Heute sind wir mit dem Zug nach Fulda gefahren. Fulda ist eineinhalb Stunden von Frankfurt weg .

Wir sind zu Fuß zu einem Museum gegangen, in dem Aktivitäten für Kinder und Jugendliche waren. Es gab ein begehbares Herz. Dann sind wir in der Stadt spazieren gegangen und mit dem Zug nach Hause gefahren.

Juan Ignacio Morales

Nuestro «Freier Tag»!!

image

Hoy sábado 23 de abril nuestros alemanes han decidido que el mejor plan para hacer en nuestro día libre era volver a Frankfurt y visitar un centro comercial y hacer compras. El centro comercial era muy extravagante, el techo de cristal hacía unas formas muy extrañas y pudimos subir desde la primera a la última planta por las escaleras mecánicas más largas de Europa.

Después, sobreimage las 15:30 fuimos a comer a un Burger King (como estamos en Alemania hay que aprovechar para comer en sitios que no hay en España) pero no fue lo mejor porque mi hamburguesa llevaba mostaza 🙁 Despues de eso, unos cuantos se volvieron a Friedrichsdorf, pero Emma, Selva, Alicia y yo nos quedamos a tomar una helado. A continuación volvimos a casa.

 

Am Samstag. 23 April sind wir nach Frankfurt gegangen und wir waren in einem Einkaufszentrum, das die die längste Rollteppe in Europa und ein sehr extravagantes Design hat. Danach haben wir im Burguer King gegessen, aber das war nicht gut, weil mein Hamburger Senf hatte. Danach haben Emma, Selva, Alicia und ich ein Eis gegessen und wir sind nach Hause gegangen..

Arturo Cardenal

Hoy nos toca en «FRÁNCFORT «

Hola lectores, hoy hemos estado en la ciudad alemana de Fráncfort. Hemos llegado a ella por tren de cercanías, y al llegar a la estación nos hemos tomado unos Brezels riquísimos; mientras íbamos comiendo estos ricos bollos/panes alemanes, hemos salido a la plaza con vistas a la calle de compras, a los rascacielos y a una iglesia tradicional, un contraste bastante grande, por cierto. Estábamos con Susanne y con el profesor de español de ahí, Paco, que nos ha hecho de guía; así que callejeábamos por calles bastante bonitas, con bares y cafeterías, entre los que estaba el «Bar Celona», ¿gracioso no? Bueno, después de unas fotos, Paco, nos llevaba por más calles, en las que había bollos, chocolates con formas de bichos,…y más cosas raras. No sabíamos adónde íbamos, pero caímos en la cuenta cuando se pararon y miraron una casa; y nos dimos cuenta que íbamos a visitar la casa de «Goethe», el Cervantes de Alemania. Entramos en la casa, la visitamos con un guía, fuimos piso a piso, y un objeto que había en la casa muy interesante, era un reloj astronómico astrológico calendario, increíble, era un reloj enorme en el que podías ver la hora, luego la fase lunar, también las horas de luz, la fecha…¡impresionante!, lo chulo también era que llevaba funcionando 270 años, y iba a la perfección.

Cuando termina20160422_125231mos el tour, Susanne nos dijo que no comiésemos, que nos iba a llevar a un sitio muy chulo, os imagináis por qué……¡pues sí, el mercado tradicional de Fráncfort! donde muchísimos puestos vendían, desde pescado, hasta lenguas de vaca! y algo que no podíamos irnos sin tomar, eran pues, las famosas salchichas de Fráncfort, deliciosas con mostaza y ketchup, y su buen bollo. Las fuimos a tomar a una escalinata, cuando salió un tema de conversación muy interesante: «te dan 25 cent, por dejar una botella vacía en una máquina en el súper»,¿Chulo no? Después de una larga conversación, fuimos al centro de Fráncfort, que consistía en una plaza con casas tradicionales de paredes entramadas, con una fuente en el centro, con una iglesia bastante bonita, y con el «Rathaus» (ayuntamiento) de Fráncfort.. Unos minutos más tarde, fuimos a dar un paseo por la zona financiera de la ciudad, en el lugar en el que se encon20160422_143628traban todos los 20160422_133239rascacielos, en los cuales, teníamos intención de subirnos, pero, como teníamos mala suerte, ¡ESTABA DE CASUALIDAD EN OBRAS!, Así que no había mirador, pero a Paco y Susanne se les ocurrió ir a un centro comercial, con mirador arriba. Pasamos por varios edificios bonitos, y uno de ellos, era la ópera. En la zona peatonal más importante de Fráncfort estaba el centro comercial, en el que teníamos alguna esperanza de subir, pero casualmente también estaba cerrado. Así que ya desesperados pensamos en qué hacer y decidimos ir a un tipo de «Corte Inglés» alemán que estaba al lado. Subimos al centro comercial, en el que, más o menos, se veía toda la ciudad Al terminar con las fotos, nos dieron tiempo libre para comprar, pasear y visitar lo que quisiésemos en la ciudad.

Y bueno, ese ha sido nuestro gran día en la ciudad.

Santago Blanco-Hortiguera

Nuestro primer dia en Alemania

Esta manana nos hemos levantado muy pronto para poder estar en el instituto Philipp-Reis-Schule a las ocho, y a esa hora empezar las clases. El grupo se ha dividido en dos: unos hemos tenido latin y otros frances. Al acabar las clases hemos ido a hablar con la directora todos juntos. Hemos tenido una charla a modo de mezcla entre los dos idiomas. Despues de estar con ella hemos paseado hasta llegar a Friedrichsdorf. La concejala de cultura nos ha estado hablando sobre la historia del pueblo y luego nos ha dado unos panecillos dulces que antiguamente se fabricaban en Friedrichsdorf. Con ella hemos ido a la casa de Philipp-Reis, el senor que inventó el telefono. Alli habia una exposicion de la evolucion de los telefonos. Nos ha llevado a una iglesia protestante y de alli hemos seguido andando hasta llegar al instituto para irnos cada uno por nuestro lado para comer. Nos hemos vuelto a encontrar en la estacion de tren para ir a Bad Homburg. Junto con nuestros amigos alemanes hemos hecho una gymkhana. De esta manera hemos visitado todas sus partes y al final cada grupo tuvo un premio. A las seis hemos cogido el tren a Friedrichsdorf y cada uno se ha ido a su casa.

Am Morgen sind wi20160421_120349[1]r sehr früh aufgestanden, damit wir um acht Uhr in der Philipp-Reis-Schule sind. Wir hatten Latein- und Französischunterricht. Wir haben mit der Schulleiterin gesprochen. Später sind wir zum Rathaus von Friedrichsdorf gegangen. Die Stadtabgeordnete hat uns empfangen und Zwieback gegeben. wir haben das Philipp-Reis-Haus besucht, weil er der Erfinder des Telefons ist. Danach sind wir in eine evangelische Kirche gegangen. Im Anschluss daran haben wir gegessen. Um Viertel vor drei waren wir am Bahnhof und sind nach Bad Homburg gegangen. Dort haben wir mit unseren deutschen Freunden eine Rallye gemacht. So haben wir das ganze Dorf gesehen und am Ende gab es einen Preis für jede Gruppe. Um sechs haben wir den Zug nach Friedrichsdorf genommen und jeder von uns ist nach Hause gegangen.

Carmen Bernal

20/04/2016

imageViaje a Alemania:
El viaje empieza a las 13:00 cuando nos encontramos en el aeropuerto, hacemos check in y facturamos nuestras maletas. Pasamos por aduanas y aunque alguno pitó porque se le había olvidado quitarse el cinturón y el reloj conseguimos pasar sin problemas y nos vamos a la T4 satélite para coger nuestro vuelo. Cogemos el metro que nos lleva y llegamos a frontera internacional ya que nuestro avión viene de Chile, aquí empiezan nuestros problemas…
Intentamos pasar con la autorización paterna y el DNI pero allí la policía nos dice que al ser menores e ir sin padres el DNI no vale, no podemos pasar. Tras esperar a que el policía hiciera una llamada por fin nos dejan pasar ¡sí!. Aún vamos con tiempo así que una vez tenemos la puerta localizada decidimos sentarnos para comer.
La hora, ya nos toca embarcar. El avión es grande y está bastante bien, tomamos nuestros asientos y unos se ponen a escuchar música, otros juegan, otros ven pelis y otros alguna serie. Nos dan de comer un bocata de jamón york, queso y mostaza y algo de beber.

Llegamos a Frankfurt antes de la hora y después de recoger de recoger el equipaje de repente nos entró el nervio – a los padres hay que hablarles de tú o de usted? dar besos o la mano?…..otro país, otras costumbres…. Al salir se nos quitaron los nervios, ya nos estaban esperando las familias alemanas y nos dieron una cordial bienvenida.

Reise nach Deutschland:
Die Reise begann um 13 Uhr als wir uns am Flughafen getroffen haben, wir haben den check-in gemacht und haben unser Gepäck aufgegeben. Dann sind wir durch die Sicherheitskontrolle gegangen. Obwohl jemand vergessen hatte seinen Gürtel auszuziehen, gab es keine Probleme und wir sind zu Terminal 4 gegangen um den Flug zu nehmen. Wir mussten noch zur Passkontrolle gehen, da unser Flugzeug aus Chile kam und dort kamen einige Probleme auf uns zu. Die Polizei sagte uns, dass unser Personalausweis nicht ausreicht und wir einen Reisepass brauchen, weil wir ohne unsere Eltern reisen. Die Polizei rief also jemanden an, um zu erfragen, ob wir nicht doch nur mit dem Personalausweis durchkommen könnten und wir durften! Als wir am Gate angekommen sind, hatten wir noch Zeit und sind Mittag essen gegangen.
Dann wurde es Zeit ins Flugzeug zu steigen. Das Flugzeug war groß und sehr schön. Wir haben uns hingesetzt und manche von uns haben Musik gehört, andere haben Spiele gespielt, andere haben Filme oder Fernsehsendungen geschaut. Im Flugzeug haben wir ein belegtes Brot bekommen mit Schinken, Käse und Senf und was zu trinken.

Wir sind vor der geplanten Zeit in Frankfurt gelandet und nachdem wir unser Gepäck abgeholt haben, sind wir plötzlich ganz nervös geworden – müssen wir zu den Eltern Sie oder du sagen? Küsschen oder die Hand geben? ….andere Länder, andere Sitten… Draußen war dann die Nervosität weg, die deutschen Familien haben schon auf uns gewartet und uns ganz herzlich empfangen.

Claudia Arrate